Explora La Graciosa: Viaje de ida y vuelta en Ferry desde Lanzarote

¿Qué tal un día libre en un paraíso canario? Con nuestro ferry de ida y vuelta entre el puerto de Órzola, en Lanzarote, y Caleta de Sebo, en La Graciosa, puedes disfrutar de una escapada única. ¡Y lo mejor es que el trayecto es de tan solo 25 minutos!

Navegando entre Islas: Descubre La Graciosa

Partiendo desde el pintoresco puerto de Órzola, al norte de Lanzarote, te embarcarás en un ferry hacia Caleta de Sebo, la encantadora capital de La Graciosa, considerada la isla habitada más pequeña del archipiélago canario.

Un breve viaje de 25 minutos te llevará a las playas paradisíacas de La Graciosa, donde podrás disfrutar de un día entero rodeado de aguas turquesas y arena dorada.

Vistas Espectaculares y Comodidades a Bordo

Durante el trayecto, te maravillarás con las vistas panorámicas de los riscos de Famara y los acantilados escarpados de la costa norte de Lanzarote. Nuestros ferrys están equipados con comodidades como baños, un bar para disfrutar de refrescantes bebidas y conexión wifi a bordo, asegurando que tu travesía sea cómoda y agradable.

Horarios Flexibles para Tu Comodidad

Elige el horario que mejor se adapte a ti. Los ferrys parten desde Caleta de Sebo, en La Graciosa, con salidas diarias a las 8:00, 8:40, 10:00, 11:00, 12:30, 15:00, 16:00 y 17:00 horas. Al hacer tu reserva, tendrás la opción de regresar a Órzola en el mismo día, planificar tu regreso para el día siguiente o seleccionar una fecha posterior.

Explora La Graciosa a Tu Ritmo

Una vez en La Graciosa, desembarcarás en el encantador puerto de Caleta de Sebo. Explora sus calles sin asfaltar, que te harán sentir como si caminaras sobre la misma arena de la playa. Cerca del puerto, encontrarás la pintoresca iglesia de Nuestra Señora del Carmen, construida en un estilo marinero único. No dejes de visitar el Museo Chinijo, dedicado a la fascinante historia, fauna y cultura del archipiélago compuesto por La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara y los Roques.

Y, por supuesto, no te pierdas las espectaculares playas de La Graciosa. La playa francesa y la playa de Montañana Amarilla son auténticos paraísos vírgenes que te brindarán la oportunidad de sumergirte en aguas refrescantes y relajarte en la arena dorada.

Comentarios cerrados.