María-Dominga: un saltamontes emblemático de Lanzarote

Lanzarote, la joya del archipiélago canario, también alberga una biodiversidad única que incluye el saltamontes Dericorys lobata lobata denominado popularmente como María-Dominga.

Al igual que Fuerteventura, Lanzarote presenta un escenario igualmente desafiante con su clima árido, escasas precipitaciones y altas temperaturas, proporcionando el hábitat perfecto para la adaptabilidad excepcional de este insecto.

Hábitat y distribución en Lanzarote

El Dericorys lobata ha demostrado su habilidad para adaptarse a los variados paisajes de Lanzarote que van desde las tierras volcánicas hasta los jables. Su presencia se extiende por toda la isla, encontrando un hogar cómodo en las condiciones únicas que ofrece Lanzarote. No es raro avistarlo en las áreas volcánicas como Timanfaya o en los campos de La Geria, donde su camuflaje y agilidad son fundamentales para su supervivencia.

Características físicas en el contexto insular

Este saltamontes tiene un tamaño moderado, con colores brillantes que varían desde tonos verdes hasta matices amarillos y naranjas. Su diseño distintivo se asemeja a un mosaico natural, lo que le confiere una apariencia única en comparación con otros saltamontes. Su nombre, Maria-Dominga, se deriva de la tradición local y refleja la conexión especial que la gente de Lanzarote siente hacia este insecto encantador.

El vibrante color verde de María-Dominga, que podría parecer llamativo en otros entornos, actúa como un camuflaje efectivo en el paisaje volcánico y árido de Lanzarote. Su capacidad para mimetizarse con la vegetación y las tonalidades terrosas le brinda una ventaja significativa para evadir depredadores y buscar presas en este ambiente hostil. 

Las extremidades robustas y ágiles del Dericorys lobata le otorgan una notable destreza al desplazarse sobre la superficie terrosa, facilitándole la exploración en busca de alimento y refugio. Asimismo, su habilidad para saltar con precisión constituye una estrategia eficaz para eludir depredadores y desplazarse velozmente en búsqueda de nuevas zonas con recursos.

Importancia ecológica y conservación en Lanzarote

En un entorno donde la vida enfrenta desafíos extremos el Dericorys lobata desempeña un papel crucial en el equilibrio del ecosistema lanzaroteño. Su contribución como polinizador y parte de la cadena alimentaria es esencial para la diversidad y sostenibilidad de la vida en estas zonas aparentemente inhóspitas. La preservación de este artrópodo y su hábitat es de vital importancia para mantener la riqueza biológica de Lanzarote, y diversos esfuerzos de conservación buscan garantizar su supervivencia ante las crecientes presiones ambientales y humanas.

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *